Facebook

Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram

domingo, 21 de febrero de 2016

Rotterdam. Visita gastronómica.






Estoy de vuelta por Bélgica y este fin de semana hemos aprovechado para hacer una visita rápida a una de las ciudades que más me gustan de Holanda, Rotterdam.


¿Qué por qué me gusta tanto? Porque esta ciudad es altamente multicultural, su arquitectura mezcla edificios muy modernos con clásicos y es el sueño de todo amante de las compras.

Rotterdam tiene el segundo puerto más grande de toda Europa, lo que hace que puedas encontrar de todo y a bajo precio. Productos que en mi ciudad natal no encuentro y que se me hacen dificíles de encontrar como productos de diseñadores, comidas exóticas de todos lados del mundo entre ellas, comida americana y asiática. ¿Alguna vez has probado la sopa de sobre con sabor a pizza?

Pero si realmente quieres comer bien y te gusta la comida asiática, apúntate este bar, que sólo por ir a comer allí merece mucho la pena.

Está dentro de este edificio ovalado, el Mercado (las ventanas que se ven por fuera son casas). 







Una vez dentro te encuentras con un techo pintado con frutas, verduras, mariposas, mariquitas... vamos un espacio muy colorido, lleno de vida y tiendas muy variopintas, entre ellas un puesto de kebabs de chocolate a 1€. Justo enfrente de este hay una tienda enorme de comida asítica y en la planta superior se encuentra este bar.



Los platos además de estar buenísimos cuestan unos 9€ y son muy abundantes y al salir puedes encontrar la vajilla típica, libros y utensilios de cocina...
 

 Esta vajilla me encanta, sobretodo la tetera con las tacitas, son un amor.


 Espero que os haya gustado tanto como lo hemos disfrutado nosotros, ¿quereís saber más?